08/12/23

YPF se suma a Shell con un sacudón en los surtidores: aumenta 30% la nafta

Las petroleras aplicaron el incremento esta madrugada e YPF tuvo que subirse al aumento pasado el mediodía. Desde el 23 de octubre, la nafta sube 62,9%.


Shell se anticipó al cambio de Gobierno y aumentó sus precios. Foto Maxi Failla

Aunque suele ser YPF la que pica en punta, esta vez fue Shell la primera en aumentar los precios de sus combustibles. Luego se sumaron Puma y Axion e YPF que al quedar un 20% más barata, tuvo que salir "de apuro" a incrementar el valor de la nafta y el gasoil en los surtidores. Fue de casi $ 100 por litro.

Las petroleras suelen cambiar sus precios a la medianoche. Pero YPF no quiso esperar y modificó sus carteles pasado el mediodía, lo que hizo que algunos automovilistas se encontraran con los nuevos valores mientras hacían la cola para cargar. Lo mismo sucedió con Axion.

La suba se da a dos días de la asunción de Javier Milei a la Presidencia y en el inicio del fin de semana largo, un momento en que se incrementa el consumo.

Shell subió cerca de 15% sus precios y la nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires se ubica ahora a un paso de los $ 400. Los nuevos carteles marcan que el combustible más popular se vende a $ 398, mientras que la premium asciende a $ 485. El gasoil, en tanto, se vende a $ 544.

En el interior los valores son más altos. A nivel nacional, en promedio, las subas fueron del 19% para la nafta súper; 14% la V-Power; 17% el gasoil y 13% el gasoil premium.

En lugares como Santa Fe, la nafta "súper" está a $461, en Mendoza, el precio del mismo combustible se ubica a $434, y en Córdoba, hay surtidores donde incluso llega a $476.

YPF había ajustado 10% sus precios el 25 de noviembre. Ayer pegó un salto de entre 22% a casi 30%. Fuentes de la compañía señalaron que los incrementos fueron de 30% para la nafta súper y del 26% para la nafta premium, en tanto que el gasoil registró un incremento del 31% y el diesel premium un 22%.

De esta manera los nuevos precios en Ciudad de Buenos Aires pasaron a ser de $ 404 para la nafta súper; $ 499 la nafta premium; $ 431 el gasoil y $543 el gasoil premium.

Esos valores son los que figuran en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires. Pero en los surtidores que se encuentran más allá de la General Paz, los precios son más altos. Por caso, en una estación de Olivos, sobre la Panamericana, la super costaba ayer $443 y la premium, $547. Mientras que el diesel común pasó a costar $457 y el diesel más refinado de YPF se elevó a $560. El GNC cotizaba a $149.

YPF había arrancado con el descongelamiento de precios el lunes posterior a las elecciones generales, el 23 de octubre. En ese momento, la nafta súper subió a $ 248. Frente a los $ 404 de ahora, es un alza de 62,90%, según las cuentas de Cecha, la cámara que reúne a los estacioneros.

El último aumento de los combustibles se dio el 25 de noviembre y había sido liderado por YPF y Axion. El incremento había sido de 10%, luego de otro de 9,6% a principio de ese mes.

Con este último ajuste -el primero de este mes- los combustibles acumulan una suba del 35% desde noviembre, cuando llegó a su fin el programa "Precios Justos" para el sector de hidrocarburos.

El ajuste de los combustibles será una de las primeras decisiones que deberá tomar Horacio Marín, el nuevo CEO de la empresa designado por Milei.

El Presidente electo prevé que los precios de los combustibles se liberen, así como también irá quitando los subsidios al gas y a la energía eléctrica.

Eduardo Rodríguez Chirillo, el próximo Secretario de Energía, será quién estará al frente de la Secretaría de Energía y buscará modificar esquemas tarifarios y liberar el precio de los combustibles, según la plataforma de La Libertad Avanza y las diversas declaraciones públicas de los referentes del frente en los medios.

“Se debe apuntar a una fluctuación libre, sin el control indirecto que hoy ejerce el gobierno en el mercado a través de YPF”, afirmó Rodríguez Chirillo, en una entrevista al portal especializado Surtidores.

No obstante, afirmó que se instrumentará un “fondo compensador” para “morigerar los aumentos y reducciones de precio internacional que impactaría en el precio doméstico”.

Fuente: Clarín